Personajes en el ambiente laboral

En las organizaciones, nos encontrarnos con diversos personajes que en ocasiones limitan el flujo de la información interna, o simplemente contaminan a los demás compañeros provocando conflictos donde existía la paz y la cordialidad, lamentablemente nos tomamos las cuestiones laborales de forma personal y ello conlleva a que se generen rivalidades o malos entendidos.

 

 

Existen diferentes combinaciones de tipos de empleados y cada empresa tiene su propia estructura y esencia.

 

 

Mencionaremos los más identificados a lo largo de estos años de experiencia de colaborar con el Capital Humano dentro de las Empresas.

 

 

 

El Social

 

Les cae bien a todos, le gusta interactuar con los compañeros de trabajo, ve la vida con optimismo y es el organizador de eventos fuera de la oficina.

 

 

 

El Egoísta

 

Solo mira por sí mismo, son muy individualistas pensando en que, si capacitan a alguien más, les quitan el trabajo, pueden marcharse en cualquier momento sin ningún tipo de consideración.

 

 

 

El Engreído

 

Suelen ser personas carismáticas que pueden caer bien al principio, sin embargo, son poco colaboradoras ya que creen que lo sabe todo y que es el mejor, no favorece el trabajo en equipo.

 

 

 

El Quejumbroso

 

Es posible que no le motive su trabajo o que simplemente detesta estar en esa empresa, tiene una mala predisposición hacia el trabajo y siempre se queja de todo, las quejas son constantes y como característica manifiesta malestar en todo.

 

 

 

El Barbero

 

Es el que siempre está rondando por la oficina del jefe y que siempre está detrás de él, para hacerle cumplidos y llenarle la oreja de elogios y chismes.

 

 

 

El Deudor

 

Es el trabajador que no le alcanza su sueldo, organiza las tandas o pide prestado, pues el dinero es su gran motivación.

 

 

 

El Opositor

 

Es un tipo de empleado que siempre lleva la contraria, siempre tiene algo que decir, sea relevante o no, lo importante es expresar su punto de vista.

 

 

 

El Metiche

 

Éste es un tipo de trabajador que siempre se mete donde no le llaman y está más pendiente de averiguar qué ocurre en la vida personal de sus compañeros que de realizar su trabajo correctamente.

 

 

 

El Derrotista

 

La auto-confianza baja en éste tipo de personajes, repercute en la calidad y cantidad del trabajo que desarrolla y en las diferentes relaciones que tiene con los distintos actores que participan en su mundo laboral: jefes, compañeros y clientes.

 

 

 

El Lento

 

Nos encontramos con trabajadores que entorpecen el proceso de sus compañeros por ser lentos y no tener sus actividades terminadas a tiempo, esto también puede ser causa de una mala organización, de falta de motivación o que no saben hacer bien su trabajo.

 

 

 

El Despistado

 

Hay algunos trabajadores que son poco metódicos y pueden llegar a ser despistados y olvidadizos, pueden causar problemas o añadir más trabajo a otros empleados por su incompetencia.

 

 

 

El Desorganizado

 

Es el tipo de trabajador que es poco metódico y, en consecuencia, poco productivo, pasa demasiado tiempo buscando cosas y pierde mucho el tiempo dentro de su jornada laboral.

 

 

 

El Perfeccionista

 

Es aquel que se lleva el trabajo a casa y nunca está contento con lo que hace, lo que afecta a su salud laboral y le puede provocar cuadros severos de estrés y ansiedad.

 

Aunque muchos piensen que ser perfeccionista es bueno, este tipo de personas se frustran rápidamente porque siempre ven imperfecciones incluso cuando las cosas marchan bien y suelen tener una mala valoración de sí mismos.

 

 

 

El Tóxico

 

También llamados conflictivos, son aquellos que hacen que los conflictos se expandan, tienen continuos roces con los demás compañeros, son criticones, e incluso pueden creerse los jefes pese a no tener ningún poder.

 

La relación con los compañeros de trabajo, es una de las grandes fuentes desmotivadoras para acudir al lugar de empleo, afecta a la salud y al rendimiento laboral.

 

 

 

 Roberto Sergio Meza Morales.

Escribir comentario

Comentarios: 0