Diferencias entre Jefe, Lider y Coach!!

Dentro de las organizaciones, encontramos 3 diferentes modelos para la asignación de labores hacia los subordinados, es importante diferenciar que los modelos, llevan a las empresas al éxito, sin embargo, la rotación de personal impacta en cada uno de ellos, lo que hace la gran diferencia entre ser Jefe, Líder y Coach.

 

EL JEFE!!

 

El jefe, se encuentra dentro de la organización, en el puesto superior de la jerarquía y tiene las facultades necesarias para mandar a sus subordinados, normalmente es una persona arcaica y que da resultados a la empresa como grupo,

 

Para un jefe, la autoridad es un privilegio concedido por su puesto de mando, infunde temor, miedo, suele amenazar, y su equipo le teme, le ponen buena cara cuando está cerca, pero le critican duramente cuando no está presente.

 

Distribuye las tareas y ordena, se queda supervisando si sus órdenes están siendo seguidas como él lo dice, debido a que conoce el funcionamiento de toda la organización, recela su secreto que le ha llevado al éxito.

 

Defiende a toda costa su posición de autoridad, ansía la reverencia, quiere mantener sus privilegios.

 

El jefe hace suya las frases como…

 

“yo soy el que mando aquí”,

 “si no te parece, la puerta está muy amplia”

 “¿sabes cuantos quisieran estar en tu lugar?”

 “a trabajar que para eso te pago”

 

La mayoría de los empleados no renuncian a las empresas…sino a los malos jefes.

 

EL LIDER!!

 

El líder, es aquella persona capaz de influir en los demás, es una referencia dentro de la organización, su opinión es bastante valorada, debido a que percibe la autoridad como un privilegio.

 

Encontramos cuatro Estilos de Liderazgos:

 

El que Dirige, se trata de alguien que ordena, pone poco cuidado en las relaciones cercanas, establece metas para la organización y define los roles de los demás.

 

Una de las frases que lo identifica es “yo no vengo hacer amigos”

 

El que Entrena, se percibe como alguien que inspira, pone mucho cuidado en las relaciones cercanas, da instrucciones abiertas, dando la posibilidad a los seguidores a que suman su propio criterio e inspira a los demás a seguir sus propias metas.

 

Una de las frases que lo identifica es “¿cómo lo harías?”

 

El que Apoya, se percibe como alguien que comparte, les presta máxima atención a las relaciones, se esfuerza por conseguir consenso en las decisiones, pregunta a los demás cuáles son sus metas y los dirigidos establecen sus propios roles.

 

Una de las frases que lo identifica es “¿yo hago esta actividad, quien se suma y que vas a realizar?”

 

El que Delega, se percibe como el que deja ser y hacer, poco cuidado en las relaciones cercanas, permite que los demás tomen sus propias decisiones y se limita a indicar el resultado final esperado.

 

Una de las frases que lo identifica es “la meta para este trimestre es de incrementar un 10% las ventas comparado con el año pasado, así que, todos a trabajar”

 

Un verdadero líder, es aquel que potencializa las actividades de su equipo y hace brillar a sus seguidores.

 

EL COACH!!

 

El ser humano, se encuentra en un proceso de búsqueda de libertad, de liberarse de cargas sociales, físicas, mentales y emocionales, y, de encontrar cosas liberadoras que lo lleven a la satisfacción personal. El coach trabaja con dos clases de libertad. Ayuda al personal a liberarse de circunstancias insatisfactorias o desagradables y luego le abre otras posibilidades de crecimiento

 

Todo individuo, en algún momento de su vida, se enfrenta a disyuntivas de mejora de condiciones basado en el cambio, ante los cambios, siempre hay algo a vencer.

 

En la mayoría de los casos, eso a vencer, es el enemigo llamado hábito. Comportamientos habituales, pensamientos habituales, hábitos que se han arraigado en nosotros a lo largo del tiempo y que resultan difíciles de erradicar. Todo hábito sirve inicialmente con un valor, de otro modo no se habría convertido en hábito; pero los tiempos cambian y los viejos hábitos ya no nos sirven.

 

Cuando nos damos cuenta que los viejos hábitos no nos sirven es entonces que pensamos en un cambio, un cambio de dirección. El coach diseña estrategias para ayudar a las personas a llegar a esos cambios de direcciones, pues el coach se ocupa de tres cosas:

 

1. Mostrar el camino en el que el individuo se encuentra

2. Señalar las opciones posibles y ayudarle a tomar una nueva dirección

3. Ayudarle a persistir en el cambio

 

De tal manera, que el coach genera un conocimiento personal de los individuos que los lleva a crecer en distintas áreas de sus vidas, con especial énfasis en el entorno profesional, pues los dirige a tomar decisiones, ya que los enfrenta a cambiar, y para cambiar tienen que decidir.

 

Un verdadero coach, se convierte en un instrumento de logro de metas y de cambio de paradigmas muy eficaz; mediante diversas técnicas que promueve el aprendizaje, el conocimiento y el crecimiento interior.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Juan Carlos (martes, 10 marzo 2020)

    Excelentes conceptos, fomentan la reflexión en nuestros centros de trabajo, lástima que no tenemos la fortuna de tener figuras como las que se describen.....saludos....!!!!